Blogia
mnez

ACIBAR VI

Yo no puedo acudir a tu fiesta sin cercenarme el alma. Me asusta la ambrosía y el azahar me espanta. Yo soy un carroñero de mis extravagancias, un cuervo solitario, una duda sin alma, un nómada harapiento en busca de esperanza. No me seduce el rito ni tus bucles de plata, la pasión de tus carnes o tu rostro de nácar. Tú eres solo un icono con un vientre de nada, un guiñol de cartón, una lluvia sin agua. Detesto las mentiras, las fiestas, las guirnaldas, el Chanel de tu armiño, las copas de tu Cava. Tu fiesta no es mi fiesta. Tu casa no es mi casa. Yo soy un buhonero con pieles de quincalla.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

mnez -

YBRIS: La verdad, no estoy seguro de cuales son mis fiestas ni mi casa.Solo sé que me muevo más cerca del disparate que del convencionalismo. La realidad apesta.
Te devuelvo las gracias

MURALLA:Gracias por la lectura. Ah!, y te alabo el gusto - por lo del buhonero y la quincalla -

Muralla -

He leído con placer tus escritos y he disfrutado mucho con ellos.
Me gustan los buhoneros con pieles de quincalla. Suelen ser más auténticos...
Bicos.

Ybris -

Buen poema.
Yo creo que eres mucho más que un carroñero de tus extravagancias.
Debe serlo todo aquel que sabe cuales son sus fiestas y su casa.

Gracias por tu visita y tus palabras en mi blog. Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres