Blogia
mnez

AZB XIII

Me encontré un día tan perdido, tan angustiado, tan impotente, tan derrotado que se me ocurrió aliarme con Lucifer y así, con las mieles del pacto, libar al menos por un momento el triunfo y el descanso. Al preparar mi dote de compromiso nada pude ofrecer a mi marchante; y ni el mismo demonio aceptó el trato
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Julio -

Pues si Lucifer no te quiere para su infierno, eso es que estás destinado para el cielo. Santo, tal vez.

Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres