Blogia
mnez

AZR XXVI

Hoy ha entrado un ladrón en mi casa de sueños zarandeando los muebles de mi palacio y hurgando en las gavetas de mi fortuna. Después de su afanoso registro, nada cogió de lo que allí moraba. Es más, salió veloz con gesto de desdén, herido en el orgullo de su lucro. Mis tesoros son nidos de serpientes, pozos de lágrimas, tulipanes negros de hediondos aromas. Por eso mi palacio no tiene puertas ni ventanas, ni siquiera la verja negra de un campo santo. No buscan el calor de sus paredes ni los mendigos ebrios, ni los leprosos, ni los rufianes, ni los condenados. Mi castillo está a salvo hasta de los profanadores de sueños
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Anónimo -

JULIO: ¿Alquilar?. ¡Ni hablar! con lo que me ha costado...

CONCHI: Posiblemente habría que hacer limpieza. Posiblemente. Pero si la hiciera mi privaría de la satisfacción de reirme de ellos.
Gracias por tu visita.

MONO AZUL: Cierto. Es dificil que te arrebaten el alma.
Un saludo

FERNANDO: Gracias por tu deseo. Y... ¿dónde está el poso de los buenos tiempos?. Quizás, musgoso y oxidado, en algún rincón perdido del recuerdo...

ABRIL: Gracias por leerme y naturalmente que te lo permito. Encantado. En cuanto a tu comentario te diré que a veces es mejor que en tu palacio no entre nadie. No veas lo que cuesta despedir a los mentecatos.

YBRIS: Pudiera ser. Pero a veces es mejor malo conocido que bueno por conocer. Saludos

TRINI: En un sentido cariñoso, te acompaño en el sentimiento. Por tus escritos, me identifico mucho contigo. ¡Valor!.

SORROW: ¡Cuidado con Cioran!, es para mayores..

ZOOEY: Todo es posible. Sobre todo tratándose de sueños..
Gracias por leerme.

zooey -

Quizá simplemente el castillo necesite un poco de limpieza. Quizá es que no se vean los tesoros, entre tanto polvo viejo. Igual el ladrón no reconoció los sueños porque sólo el que los fabrica puede identificarlos como sueños.

Mis saludos, un placer leerte.

Sorrow -

No conocía a Cioran, pero esta noche me he tomado una buena ración de sus aforismos. No sé si habrá sido el mejor momento, anímicamente hablando, o tal vez sí. Gracias por descubrírmelo.

Trini -

Pues como yo soy del sur, aconsejaría encalar ese palacio, con cal blanquisíma y luego como colgarle unos tiestos de geranios de muchos oclores. Y si aparece un ladrón de sueños, quedará deslumbrado por el brillo de esas paredes.

No me hagas caso, sé muy bien el ánimo con que se escriben estos textos, muy bien lo sé...

Un abrazo

Ybris -

Buena solución para defenderse de los ladrones y demás ralea.
Claro que eso implica habituarse a la condición del propio castillo.
Si no estás a gusto en él mejor cambiarlo.
Aunque te roben lo de dentro.

Un abrazo

ABRIL -

En mi palacio tambien entraron los profanadores de sueños
como dice Conchi tendre que hacer limpieza si no va a haber quien entre
Por cierto te vi en es blog de COnchi y entre a leerte
LO SEGUIRE HACIENDO SI ME LO PERMITES...
ABRIL

Fernando -

Deseo que las palabras crucen los campos de exterminio en que habita tu acíbar...guarda el poso de los buenos tiempos y de ese limo vuelve a la luz...un saludo afectuoso.

El mono azul -

Y aunque en tu castillo de sueños morasen cosas más lindas tampoco te lo podrían robar

Conchi -

Había que ir haciendo limpieza, ¿no crees?, estoy de acuerdo con Julio, mal lo veo para que alguien se decida a entrar en tu morada.
Un beso, guapo.
(Perdona la tardanza en la visita, pero ando un tanto despistada últimamente, gracias por tu comentario).

julio -

Mal lo pintas, si señor. Me parece que te vas a ver muy negro para alquilar semejante palacio.

Un abrao
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres